Buscar

Crítica de "nadie"

Actualizado: jun 30

Una película que prometía llegar al podio del género de acción actual pero que finalmente no sorprende porque no aporta nada nuevo.


Imagen de la película "Nadie".


Bob Odenkirk, protagoniza este largometraje de acción, una especie de sucedáneo entre las obras maestras "John Wich" y "Venganza" pero soso, sin autenticidad, al que añaden parecidos matices "Tarantinescos". Un guion que realmente no se orienta al público, desconcierta y no mantiene ninguna trama original.


Para aclararlo; estamos hablando de un hombre maduro que detrás de una monótona vida familiar, guarda un oscuro pasado.

No se desarrolla completamente el drama, por eso la historia no llega a calar.

También contiene ciertos toques forzados de autoparodia que necesita de incoherencias para producir humor fácil.


A la película le acompaña una recopilación de varios temas musicales norteamericanos, clásicos de los 70 y 80 que aunque, no son desacertados, tampoco producen valor añadido.


El actor ha necesitado de dos años y medio para prepararse las coreografías de lucha, se puede considerar de mérito y tener en cuenta la edad del actor (58 años) para justificar este amplio tiempo de formación, pero lo cierto es que Liam Neeson tenia 65 años cuando rodó la saga "Venganza" que contenía coreografías espectaculares y muy similares a las de Bob... por tanto la capacidad de Odenkirk no es la adecuada al nivel que mantienen otros actores de su quinta. Por otra parte, es innecesario que un actor que carezca de la experiencia en combate escénico se prepare durante tanto tiempo ya que para ese fin está la figura del stunt o especialista de cine y el falseo de cámara que no es percibido por el espectador.

Otro inciso en este tema es la evidencia del desconocimiento del actor en materia táctica, ya que el personaje, pese a ser un experimentado profesional asesino, en ninguna ocasión a respetado el principio básico de mantener el dedo fuera del disparador cuando empuña armas de fuego.


No todo es negativo en esta película, tenemos un cameo muy interesante de Michael Ironside, al que siempre es agradable encontrarse en la pantalla e inevitablemente nos hace consientes de las consecuencias del paso del tiempo desde su famosa participación en la serie "Los Visitantes (V)" hasta la actualidad.


También elogiar las interpretaciones de Christopher Lloyd y el rapero RZA, éste último con una interpretación magistral en una escena con técnicas CQC, una breve escena muy bonita y sorprendente.


La fotografía sí ha sido creativa y elegante, es algo de agradecer.


Para finalizar el análisis: Un éxito en taquilla al que le falta autenticidad y es algo imprescindible para cualquier tipo de producción por eso una segunda parte será arriesgada.












34 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo