Buscar
  • Chema García

"Espíritu Artístico"

Actualizado: may 28

La gran mayoría de los actores, definen a la elección de su profesión como vocacional, es decir, cuentan con... llamémosle un “ESPÍRITU ARTÍSTICO”. Una energía interior que tiene como objetivo conseguir “una plaza” en ese oficio tan exclusivo.

- Fotografía de la película "El Joker".


El mundo del actor es muy variado, podemos encontrarnos actores y actrices por todo el mundo y de todas las edades que han conseguido la fama comenzando su carrera desde todo tipo de situaciones y dificultades.

Una breve muestra:


Darko Peric, conocido por el personaje de Helsinki en La casa de Papel, sufrió bullying en su infancia, por obesidad y una adolescencia en plena Guerra de los Balcanes.

Sylvester Stallone, con parálisis parcial en su rostro desde el nacimiento, rozando la indigencia, vendió a su perro porque no lo podía mantener. Comenzó su millonaria carrera como actor de porno (cada uno es dueño de su moral).


Vin Diesel (nombre artístico) se dedicó a un oficio peculiar, portero de discoteca y bailarín de breakdance para pagarse los estudios de interpretación.


Florentino Fernández, conocido humorista, se dedicó a ser vigilante de seguridad en los estudios de GLOBOMEDIA, el mismo estudio en el que trabajaría siendo presentador del programa El Show de Flo.


Will Smith, tras un éxito con la música, llegó a mantener una deuda de más de dos millones de dólares en impuestos. Un día, ya sin esperanza, descubre la idea que le hará entrar en televisión, propone al productor el proyecto de "El Principe de Bellair", en la presentación le dan un texto y 10 minutos para aprenderlo. La prueba la pasó muy favorablemente, y así se llevó a cabo el proyecto, aunque al principio de la emisión, el canal NBC , quisiera prescindir de él, por falta de experiencia y "mala interpretación".


Whoopi Goldberg, adicción a las drogas en la adolescencia, dos abortos, recibía burlas en el colegio por padecer dislexia, percibía asistencia social... en los 90 ya era premiada y millonaria.

Otros muchos han pasado por los fogones de alguna cocina de algún restaurante o poniendo copas en pubs, algunos repartiendo mercancía con una furgoneta o moto... hasta que más tarde que pronto, consiguen la oportunidad.

Simplemente, les llego el momento y el lugar adecuado para encontrar la oportunidad que cambió sus vidas.


Por supuesto que unos han tenido mas suerte que otros, aunque se suele decir que la suerte siempre favorece a una mente preparada, es innegable que hay muchos factores que ayudan a encontrarla en este gremio.

Como factor fundamental está la habilidad innata del artista, también llamada potencial, pero que nosotros conocemos mejor con el termino de “talento”.

Este talento, puede agudizarse o incluso descubrirse a través de la formación actoral.

Muchos actores buscan en el mercado de la enseñanza de interpretación el “Santo Grial”, una técnica que milagrosamente transforme en ellos un gran artista, así, como por arte de magia. Nada mas lejos de la realidad, de entre la infinidad de escuelas y técnicas que se ofrecen en el mercado, puede que muchas de ellas, sin saberlo, estén enseñando lo contrario a su objetivo.


El principio de toda buena escuela es enseñar en que consiste su profesión... qué es ser actor, qué es el CINE y TV. Es imperdonable que estas aclaraciones no se tengan en cuenta en la enseñanza, pues será el eje, la biga maestra, el cimiento de todo su trabajo.


El actor: según la RAE: “persona que interpreta, exagera o finge”

“participante en una acción o suceso”

Yo, definiría al actor como el canal de transmisión de emociones, un profesional del engaño, tal cuál serpiente embaucadora del Edén, no debe de ofrecer siempre realismo al espectador porque el cine no es la realidad aunque sí que tiene mucho que ver con la vida. Ha de conseguir que el espectador se crea la historia como cierta, “se lo quiera creer”.

Aunque parezca que el actor pueda alzarse con la victoria por merito propio y deba enfrentarse al desafío de su futuro profesional valiéndose de la habilidad de sus armas, (pertrechado con el talento por espada y su persistencia y tenacidad por escudo), la batalla no será justa, ya que existen otros factores que pueden ser determinantes en su oportunidad. Entre ellos los siguientes:

La cercanía o contacto con ciertas influencias o personalidades a las que con solo caerles en gracia pueden otorgar un trato privilegiado, diferenciándoles del resto de candidatos. (Enchufe).


Otro factor, es la solvencia económica. Disponer de dinero es disponer de tiempo y recursos para invertir en formación, en entrenamiento y en vida social para darse a conocer dentro del mundo del espectáculo o crear proyectos. (Pasta).


Un factor más que puede ayudar, son las habilidades sociales, que básicamente es el arte de relacionarse con simpatía, accesibilidad o la capacidad de desenvolverse en cualquier situación, que sumado a un físico atractivo, pueden abrir muchas puertas. (Desparpajo y "estar bueno").

También nos encontramos con el nivel de fama o alcance mediático que disponga el actor, esa capacidad de difusión puede aportar un gran peso en favor de la producción. Por ejemplo, contar con un gran número de seguidores en las redes sociales, o ser un referente en el Mundo Youtuber. (Publicidad gratuita).


Contestando a la segunda pregunta: ¿Qué es el cine y la televisión?

Podemos encontrarnos varias respuestas, como por ejemplo:

“El Séptimo Arte”, “Gran industria”, “Cultura”, “Caja tonta”, “Una fábrica de sueños” (una definición más romántica...).

Si bien todas estas repuestas pueden ser acertadas, hay un concepto que la contesta mejor.


Básicamente es una droga, (para que suene mas políticamente correcto: “un generador que dispara emociones e influencia”); y me explico para que se pueda entender: Por lo general, pensamos que una vez apagada la pantalla estamos “a salvo” de sus efectos, pero no es así, el subconsciente se queda cargado de un bombardeo de ideas, imágenes y emociones que nos han transmitido en la obra o en el programa.


Dependiendo del contenido que estemos consumiendo, podemos sacarle partido aumentando nuestro conocimiento, favoreciendo nuestra experiencia, afectando a nuestro animo positiva o negativamente, inculcando falsas creencias, adoctrinamiento o influenciando en nuestro estilo de vida y consumo.

Aflorando sentimientos de todo tipo que sin embargo no están justificados por ningún hecho real.


Últimamente están de moda las llamadas maratones de series de TV, en las que se suelen pasar varias horas seguidas visualizando capitulo tras capitulo, "enganchados" a su trama y contenido, lo mismo pasa en programas de entretenimiento.


No solo los niños son vulnerables y por ello se intentan proteger con recomendaciones de edad y tiempo delante de la televisión, también los adultos son vulnerables al impacto de la misma.

No sera el primero que bajo los estímulos de influencia de estos medios, aprovechando la capacidad critica adormecida del espectador, intenta darle sentido a un contenido fantástico que no lo tiene porque no es real, por ejemplo buscar la lógica de qué un dragón pueda hablar, de por qué una persona que ha recibido mas de 20 disparos no muere o por qué un coche pueda volar.... Es magia, es cine y para disfrutarlo hay que entregarse y dejarse llevar por la imaginación.


Es curioso comprobar como las personas de mediados del siglo XX comenzaban a tener sueños en blanco y negro, originada esta tonalidad monocromática al condicionamiento de los sueños por las primeras televisiones.


Por todo esto, es muy importante establecer unos limites éticos a toda producción, ser cuidadoso con lo que se transmite no aprovechar su poder para usarlo como un arma en favor de alguna ideología o política. Es aquí cuando me refiero sobretodo a la imagen representativa del personaje de acción cuando se interprete a cuerpos de seguridad. Una representación que no dañe la imagen de la totalidad de una institución. No convertir a las fuerzas de seguridad en enemigos, no utilizar el cine para separar si no para unir, no utilizarlo para destruir la sociedad si no para mejorarla.

Un cine que ayude a creer en unos principios y valores, en una moral en la que un terrorista nunca pueda llegar a ser el héroe de la obra y un instituto armado al completo cuya misión es la protección de derechos y libertades sea demonizado, humillado y corrompido.


0 vistas
ContactO

Comunidad de Madrid. España.​

Tel: (+34) 678-392-374

chemagarcia@escenasdeaccion.com

escenasdeaccion@gmail.com

© 2023 para Coach Personal. Creado con Wix.com