Buscar

Roles y perfilación del personaje de acción.

Actualizado: abr 25

Recientemente, impartiendo una de las formaciones de Entrenamiento Táctico Escénico para los alumnos de una escuela de interpretación, concretamente Central de Cine, pude escuchar una conversación entre dos alumnos en el que una de ellas le comentaba a su compañero, en más o menos estas palabras:

“La mayoría cuando empiezan prefirieren hacer comedia porque les gusta más, hasta que prueban el drama y al ver sus interpretaciones, les engancha y acaban prefiriendo el drama a la comedia”.


- Imagen de la película "Maggie"


Efectivamente, tenía razón. Que un actor prefiera un género antes que otro, no impide que descubra su talento en el resto, ya que un buen actor se adapta a cualquier situación, de ahí que, por ejemplo, acostumbrados al perfil en el que se suele encasillar al actor de acción se nos vienen a la cabeza nombres de leyendas clásicas que podemos identificar con una fuerte presencia en este tipo de producciones que incluyen patadas, armas, tiros, caídas, puñetazos…

No obstante, tenemos varias interpretaciones interesantes de estos actores en todo tipo de géneros, encontrándonos a Sylvester Stallone en el comienzo de su carrera con una película erótica “The Party At Kitty and Stud´s” pasando en su trayectoria por alguna comedia como “Alto o mi madre dispara”, recreando la vida de un boxeador profesional (Rocky), héroe de acción en “Rambo” o “Los Mercenarios” acompañado de un elenco espectacular. Caso similar el de Will Smith con su serie de humor “El príncipe de Bel- Air” pasando por Aladdin”, “En busca de la felicidad”, “Independence Day”, “Géminis” o “Escuadrón Suicida”, entre otras muchas.

Tenemos a Arnold Schwarzenegger como un letal ciborg asesino en “Terminator” a soldado de fuerzas especiales que rescata a su hija de criminales, se enfrenta con un extraterrestre en “Depredador” o un bárbaro guerrero en “Conan”, a varias comedias como por ejemplo “Un padre en apuros”, y es que Arnold siempre tuvo ese punto empático que congeniaba con los niños y adolescentes como “Un poli de guardería”, “El último gran héroe” o en el drama de padre de una adolescente afectada por una enfermedad zombie, en esta última interpretación trabaja sobre un papel diferente, en el que algunos comentan que puede ser el mejor de su carrera.

No debe faltar Tom Cruise… especialista, actor, productor y director de acción, también ha probado otros tipos de películas, de espía secreto en “Misión Imposible” hasta comedia dramática ambientada en los negocios del deporte en “Jerry Maguire”.


Por supuesto no faltan mujeres de acción, como la experta en artes marciales Gina Carano, en interpretaciones del mundo de superhéroe con “Dead Pool”, hasta la serie Mandalorian”, perteneciente al mundo Star Wars y del que recientemente ha sido despedida por ejercer su libertad de expresión… y es que una vez que se obtiene carácter de personaje público el derecho a la libertad de expresión es muy subjetivo. Otro gran ejemplo es la experimentada actriz Linda Hamilton, una artista camaleónica que ha salvado al mundo Ak 47 en mano en “Terminator”, hasta sobrevivir a la erupción de un volcán en “Un pueblo llamado Dante´s Peak”. Junto a Pierce Brosnan, el actor y arquitecto que dio vida al agente “007”, quien también fue protagonista de la mítica serie “Reemington Steele”, asombró con su acción en “La conspiración de noviembre” e interpretó hasta género musical en “Mamma Mía!”.


Si bien es cierto que el estereotipo comercial sigue estando presente, es decir, para una película de acción… se elegiría a Chris Hemsworth (Cazafantasmas, Extraction, Avengers…) o a Bob Odenkirk (Nadie) para el papel de acción antes que a Rowan Atkinson (Mr. Bean, Cuatro bodas y un funeral, Scooby-Doo…), Santiago Segura (Torrente, Padre no hay más que uno, El día de la bestia)… y de igual modo se dará preferencia a María Valverde (La fuga, Exodus…) antes que a Melissa Ann McCarthy (Cazafantasmas, Cuerpos especiales o La boda de mi mejor amiga…). Ambas opciones son grandes actores y actrices, pero existen dos cuestiones determinantes, los seleccionados poseen dos cualidades específicas: un físico "agradable" y aptitudes de personalidad.


Vamos a explicar primero: "el físico”, Algunos pensarán que es injusto imponer este estereotipo del personaje de acción en la sociedad tan progresista de hoy, pero no es así… El ser humano siente admiración por aquellas personas sanas, bien parecidas y fuertes, personas que representan aquello que queremos poseer y por tanto, es lógico que los protagonistas sean la imagen de esa perfección que admiramos y que otros lucen con orgullo en cada foto en el gimnasio, cada vez que marcan músculos a través de sus camisetas o cuando su resistencia física les permite realizar actividades imposibles para otros.

¿Quiere decir que actores y actrices que no cumplan esta condición están descartados? Si ellos quieren no… Existe un entrenamiento y una formación a través de un objetivo transformacional que consigue que Will Smith deje de ser el aquel chico tirillas de “El Príncipe de Bel Air” y se transforme en el piloto de caza del ejército americano con abdominales bien marcados y definido, en una perfecta forma física, que le da una paliza a un extraterrestre de 2 metros o maneja una pistola con total precisión… se trabaja al personaje mientras se trabaja el mismo actor.


Como segundo requisito se exige que el actor tenga esa personalidad fuerte, características de líder o héroe, posiblemente requiera un aire chulesco, carácter, ingenioso, inteligente y seductor, podemos ver el ejemplo de Bruce Willis en la mítica serie “Luz de Luna” hasta ganar más intensidad en la saga “Jungla de cristal”, incluso se puede sumar el gran Jackie Chan, conocido por sus toques de humor en sus películas hasta evolucionar a la acción pura con “Acción Policial” …

La pregunta para este segundo requisito es: ¿Se puede interpretar una personalidad? Es decir ¿se puede fingir? La respuesta es que, si un actor con personalidad puede fingir no tenerla tan marcada, también se da, al contrario, pero… esto no es lo normal y de ahí el encasillamiento en la selección de casting… Cuanto más acercamiento haya entre el actor y su personaje, mayor vinculo se crea y por tanto se transmite de una manera natural. Es el caso de los actores de acción como Arnold Schwarzenegger al que hemos visto en la tv en entrevistas o mítines como senador y su comportamiento mantiene el mismo tono, ritmo y lenguaje corporal que sus personajes, otro gran ejemplo es Tom Cruise ya que es conocido que él es así dentro y fuera de la pantalla, también Gerard Butler o Johnny Deep, entre otros.

https://www.elperiodico.com/es/cuaderno/20200104/heroes-accion-autocastigo-ejercicio-fisico-7786816


https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/tom-cruise-trailer-la-momia-jack-reacher-mision-imposible/23917


https://www.20minutos.es/noticia/4332689/0/johnny-depp-se-comportaba-como-jack-sparrow-segun-su-ex-guardaespaldas/


https://www.noticiasdegipuzkoa.eus/cultura/2021/04/24/dar-vida-persona-diez-anos/1106252.html



31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo