Buscar
  • Chema García

EL PERSONAJE Y SU IDENTIDAD

A muchos actores les cuesta meterse dentro de un personaje cuando ese personaje es muy diferente a ellos mismos o no lo conocen. En primer lugar, al personaje lo crea el guion, por tanto pasa "con vida" a manos del actor, quien tendrá que adaptarse a ese personaje (saber vivir otra vida a parte de la suya, con otras circunstancias y experiencias).


- Imagen de la película "Brigth".


En el proceso de adaptación al personaje o transformación nos encontramos con una guía de información, lógicamente este contenido descriptivo a modo de piezas las encontramos analizando el propio guion.


¿Qué piezas o directrices nos puede dar el guion para montar a nuestro personaje?

Vamos a ver algunos detalles importantes que puede marcar el guion y nos sirven para dar identidad al personaje:


  • El género al que pertenece el personaje, humor, acción, infantil, drama, etc.

  • Personaje autentico o ficticio.

  • El origen geográfico y por tanto, cultural que tiene el personaje, si es occidental, asiático o de marte...

  • Estatus o contexto social en el que está involucrado, nivel adquisitivo, cultural e inteligencia del personaje.

  • Lenguaje del personaje, culto, antiguo, informal, malsonante, técnico, depurado, pobre o gran recurso lingüístico.

  • Estado emocional, traumas, si es un P.A.S (persona altamente sensible), rudo, egocéntrico, positivo, cariñoso, violento, protector, amable, cruel, etc.

  • Físico; atractivo, dejado, alguna marca concreta, corpulento, etc.

  • Profesión del personaje; criminal, cocinero, piloto, aventurero, periodista, militar, ambas... cocinero militar, etc...

  • Vestimenta. También este concepto ya dado por el departamento de vestuario nos darán una idea para asociar al personaje una determinada identidad.

  • Edad, carácter, accesibilidad e interacción con su alrededor.

  • Diversas reacciones y respuestas del personaje en la historia nos irán diciendo más detalles.


Varios errores comunes a la hora de adaptar al personaje:


Como ya he mencionado alguna vez, es común que los actores principiantes pretendan asimilar al personaje como ellos mismos, es un truco en el que intentan consciente o inconscientemente, fundir al personaje con su propia vida real, creando así un híbrido que no suele funcionar por falta de coherencia y autenticidad... esto ocurre cuando en el análisis de guion se cae en alguno de los siguientes sesgos cognitivos:

  • Sesgo de confirmación: Intentamos orientar la información sobre el personaje al rededor de nuestras creencias preconcebidas y no como creencias generales.

  • Sesgo del mal conocimiento (tiene varias denominaciones): Una vez que sabemos algo, es difícil obviarlo.

  • Sesgo: del falso consenso: Creer que ciertas ideas, creencias o pensamientos de otras personas están más extendidas de lo que realmente lo están.

  • Sesgo de anclaje: Nos aferramos a una primera idea original y cerrándonos a opciones posteriores de elementos que puedan cambiar esa primera percepción del personaje, incluso cuando el guion da un giro brusco al personaje, nos cuesta cambiar ya el rumbo tomado.


13 vistas
ContactO

Comunidad de Madrid. España.​

Tel: (+34) 678-392-374

chemagarcia@escenasdeaccion.com

escenasdeaccion@gmail.com

© 2023 para Coach Personal. Creado con Wix.com